El juego de memoria es una excelente actividad que ayuda a trabajar el pensamiento lógico, a su vez te ayuda a mejorar la concentración, lo que favorece a los niños en el ámbito escolar.

Es un jugo tranquilo que puede ser utilizado en cualquier momento, ayuda también a la conexión óculo-manual, a fortalecer la cintura escapular y por lo tanto, favorece a la consolidación de la escritura. Otro beneficio, es que podemos explicar la relación entre filas y columnas que representan el orden de las tarjetas y trabajar ese concepto, está relacionado directamente con la adquisición de conocimientos matemáticos que ayudarán a comprender mejor el proceso de multiplicación.

Está relacionado con el entrenamiento de la memoria a corto plazo, que ayuda en un futuro a prevenir enfermedades relacionadas con la memoria. Así que en líneas generales, es una excelente opción para divertirse en casa o en la escuela.

Para los niños es mucho más significativo si pueden participar en la creación de su propio juego, pues además de desarrollar habilidades artísticas y la creatividad, fomentamos el valor que le damos a las cosas que somos capaces de crear, lo que es sumamente positivo para la autoestima y la seguridad de cada individuo. Por otro lado, te brindará una serie de actividades que pueden hacer para mantenerse ocupados en casa. Así que, ¡manos a la obra!

Materiales:

  1. Una hoja con imágenes de tu preferencia. Puedes hacerlo del tema que más les guste. Recuerda que debes poner dos figuras de cada personaje y hacerlas todas del mismo tamaño. Necesitas mínimo 20 imágenes, mientras más agregues le aumentamos la dificultad. Te recomiendo imprimir las imágenes para colorear y así podrán trabajar en eso.
  2. Tijeras, pega de barritas.
  3. Cartulina del color de tu preferencia. Corta tarjetas de 3cmx3cm (el tamaño puede variar según la edad). Lo importante es que sean fáciles de manipular.
  4. Papel contact transparente. (Opcional, pero las hará más resistentes).
  5. Colores, marcadores o creyones. (Los que tu pequeño prefiera).

 

 

Instrucciones: 

  1. Coloreen las imágenes. Luego, ayuda a tu hijo a recortarlas, puedes dibujarle una cuadricula para que se guíe por las líneas. Te recomiendo no presionarlos con los acabados, eso es clave para el desarrollo de sus habilidades y que ganen confianza a la hora de trabajar. (Nosotras empezamos al revés, recortamos primero porque mi sobrina así lo prefirió. Pero resulta mucho más sencillo para colorear las imágenes antes de recortarlas).
  2. Recorta las tarjetas de cartulina. Dibuja la medida que necesitan y procura que todas queden del mismo tamaño. Este paso es muy importante para que a la hora de jugar, no puedan identificar a las tarjetas por tener tamaños diferentes. Por la misma razón, es importante utilizar cartulina del mismo color.
  3. Pegar las imágenes a la cartulina y plastificarlas con papel contact transparente. Aquí quizá requieran un poco de tu ayuda, es una tarea un poco más complicada.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡A divertirse!

Aquí te dejo las imágenes que usé, tomada de Pinterest en Planning Playtime: Rhyming Words.

https://images.app.goo.gl/ufEAcDpbmLc3UiKp9

 

Servicios

Taller sobre Berrinches

Asesoría para Padres

Dirigido a padres con niños de 2 años en adelante. Contiene una parte teórica que nos permite conocer el proceso por el que nuestro niño está pasando y así entender qué representan los berrinches, por qué ocurren y qué debemos hacer
más
Con este taller podemos entender los hitos del desarrollo que está atravesando y también aprender sobre las primeras pataletas y cómo abordarlas.
más

Taller sobre Rutinas

Asesoría para Padres

Te ayudo a construir tu rutina a través de ejemplos o a modificar la que ya tengas y realizarle los ajustes que necesites.
más

Quien soy

Cecilia Zajía

Me llamo Cecilia Zajía, soy educadora egresada de la UCAB en Caracas, Venezuela, con 12 años de experiencia laboral entre Venezuela, USA, Panamá y actualmente, estoy a la espera de la homologación de mi licenciatura en España. Soy maestra enfocada en la Inclusión Escolar y en Dificultades del Aprendizaje, y además promotora del aprendizaje significativo y sobre todo, de respetar las distintas etapas del desarrollo y el tiempo que tiene cada niño en completarlos.  También soy fiel creyente de la Disciplina Positiva y por muchos años la he aplicado en mis salones de clase, y ahora que soy madre, lo aplico también en casa; pero como me encanta enseñar, decidí certificarme en Disciplina Positiva para poder ayudar y guiar a muchas familias en este hermoso camino que es la crianza.

Con esto quiero darles la bienvenida a mi blog, y a todos los conocimientos que me gustaría compartir, así como aprender de tantas madres y padres dedicados a la tarea de criar. Buscamos formar seres autónomos, felices, independientes y sobre todo que se sepan queridos y amados por sus padres, y a su vez que la crianza se vuelva una tarea agradable para toda la familia.

Contacto