Este cuento es ideal para trabajar aspectos socio-emocionales. Es una herramienta increíble que puede ser utilizada en el aula de clases o en casa y nos ayuda a poder enseñarles a los niños sobre las emociones.

Existen varias versiones del libro, cara blanda, cara dura y también existe la edición “pop up” que es en 3D y el niño puede manipular e interactuar con el cuento.

La emociones son un tema muy complejo, pues es importante enseñar qué significa cada una y lo mas importante, guiar a los niños a identificar y validar la emoción que estén sintiendo.

Puede ser utilizado en eventos especiales como el inicio del nuevo año escolar, la pérdida de algún familiar, la llegada de un hermanito, divorcios, etc. así como también se puede manejar en situaciones cotidianas y pedir ayuda cuando estamos en una situación incómoda. Por último sirve para reforzar los colores y trabajar el concepto de asociación (ideal para el desarrollo del pensamiento lógico matemático).

 

Te dejo algunas ideas para trabajar con este cuento:

  1. Utiliza un tono diferente para cada personaje. Puedes imitar la voz del monstruo.
  2. Puedes recrear las emociones con las botellitas vacías y llenarlas de diversos objetos de los colores mencionados en la historia. También puedes invitar al niño que escoja el color con el que se identifica y a través de preguntas, logra asociar si es la emoción que corresponde. Las preguntas pueden ser: ¿cómo te sientes hoy?- ¿estás triste? (repite con cada emoción y acompáñate siempre de la imagen en el cuento?- invita a la empatía, intenta que recuerden eventos en los que se han sentido de distintas formas.
  3. Si los niños son muy pequeños, puedes parafrasear los textos para no hacerlo tan largo y debes usar muchas expresiones para captar su atención. Déjalos que exploren.
    1. Invítalos a colorear su propio monstruo con el color de la emoción que los identifique (está bien si pintan de varios colores). Niños de 2- 4 años, es preferible que usen colores de cera o marcadores (rotuladores), cuando las imágenes son grandes, suelen cansarse más rápido, y a su vez las ceras ayudan al desarrollo del trazo (motricidad fina).
    2. Niños de 4 años en adelante: Pueden usar colores de madera.
    3. Puedes utilizar diversos materiales para rellenar el monstruo: papelitos de colores que ellos rasguen, bolitas de papel de seda, stickers/pegatinas, plastilina/masilla, pinturas, etc.

4. Pueden recrear todos los colores, preferiblemente en cartulina, recortarlos y colocarles palitos de madera (helado) por detrás y que tengan marionetas para representar el cuento. También puedes tenerlas a la mano para que el niño logre mencionarte de qué color se siente. (Un tip, puedes plastificarlos o pintarlos con goma blanca para hacerlos más duraderos).

Aquí te dejo una imagen que puedes descargar para pintar y decorar “El Monstruo de Colores”

Extraída de: https://images.app.goo.gl/Hx5NMRzy6PNM6TB86

Espero que lo disfruten mucho.

Servicios

Taller sobre Berrinches

Asesoría para Padres

Dirigido a padres con niños de 2 años en adelante. Contiene una parte teórica que nos permite conocer el proceso por el que nuestro niño está pasando y así entender qué representan los berrinches, por qué ocurren y qué debemos hacer
más
Con este taller podemos entender los hitos del desarrollo que está atravesando y también aprender sobre las primeras pataletas y cómo abordarlas.
más

Taller sobre Rutinas

Asesoría para Padres

Te ayudo a construir tu rutina a través de ejemplos o a modificar la que ya tengas y realizarle los ajustes que necesites.
más

Quien soy

Cecilia Zajía

Me llamo Cecilia Zajía, soy educadora egresada de la UCAB en Caracas, Venezuela, con 12 años de experiencia laboral entre Venezuela, USA, Panamá y actualmente, estoy a la espera de la homologación de mi licenciatura en España. Soy maestra enfocada en la Inclusión Escolar y en Dificultades del Aprendizaje, y además promotora del aprendizaje significativo y sobre todo, de respetar las distintas etapas del desarrollo y el tiempo que tiene cada niño en completarlos.  También soy fiel creyente de la Disciplina Positiva y por muchos años la he aplicado en mis salones de clase, y ahora que soy madre, lo aplico también en casa; pero como me encanta enseñar, decidí certificarme en Disciplina Positiva para poder ayudar y guiar a muchas familias en este hermoso camino que es la crianza.

Con esto quiero darles la bienvenida a mi blog, y a todos los conocimientos que me gustaría compartir, así como aprender de tantas madres y padres dedicados a la tarea de criar. Buscamos formar seres autónomos, felices, independientes y sobre todo que se sepan queridos y amados por sus padres, y a su vez que la crianza se vuelva una tarea agradable para toda la familia.

Contacto